viernes, 11 de mayo de 2012

Somos hombres valientes...

  Somos hombres valientes y esforzados que tenemos fe para derrotar los temores y angustias y alcanzar lo que Dios tiene para nosotros. Declara que la enfermedad y la pobreza están de bajos de tus pies, derrotadas en la cruz del Calvario por la sangre de Cristo.
    Ser valiente y esforzado no es ser imprudente, sino demostrar que Jesucristo habita en nosotros. Él es el hombre fuerte y nosotros sus instrumentos. Acepta el reto, recibelo en tu corazón y da el primer paso hacia la victoria.
¡Bendecidos Hermanos! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada